REMEDIOS NATURALES

Remedios Naturales Contra el Dolor de Muelas

Algunos remedios naturales y consejos para detener o mitigar el insoportable dolor de muelas y dientes, pero recordar que la intervención de un odontólogo es siempre la mejor solución para eliminar de forma permanente el dolor.

Ajo: Recomendado para los dientes cariados

El ajo tiene una fuerte propiedad antiséptica, la alicina, que se libera cuando se pica el ajo. Después de picarlo, colóquelo sobre la zona dolorida, y gracias a sus propiedades ayudará a calmar el dolor y combatir la infección. Recuerde que no debe mantener el ajo en el área afectada luego que el dolor haya pasado, ya que puede causar quemaduras menores en la zona si se la somete a largos periodos de contacto.

En caso de que no tenga ajo en su despensa, aquí hay otros métodos naturales contra el dolor de muelas, enumerados en orden de efectividad:

Clavo: Recomendado para los dientes cariados

Hierva una taza de agua con una docena de clavos de olor, tapando la olla para que no se evaporen sus propiedades, hasta que el agua esté de un color marrón amarillento, típico del clavo de olor. Espere hasta que la mezcla esté a una temperatura adecuada para realizar buches, manteniéndola en la boca durante unos minutos.

Agua salada y vinagre o tintura de propóleos: Recomendado para los abscesos

Haga una solución de agua, vinagre  y sal (o tintura de propóleos) y haga buches insistiendo en el área dolorosa; estos productos son anti-bacterianos natural muy potentes.

Cebolla: Recomendada para los abscesos

Pelar una cebolla y cortarla en rodajas, frotarla en el área del dolor. También la cebolla tiene propiedades antisépticas y analgésicas que alivian el dolor de muelas.

Salvia: Recomendad para la caries y la gingivitis

La salvia tiene propiedades anti-inflamatorias. Se utiliza en contacto directo con el área dolorida o preparando una infusión para realizar buches, concentrándose en la zona inflamada.

Hojas de col: Recomendado para la gingivitis

Las hojas de la col tienen propiedades que se utilizan para reducir la inflamación. Se aplica en compresas sobre la zona hinchada, cambiándolas a menudo, se sentirá una desinflamación progresiva de la encía.

No olvide sin embargo que, una consulta con el odontólogo es preferible a estos remedios temporales.

Loading...

Dejar Comentario