RECETA DE LA ABUELA: las Virtudes del Aceite de Limon

El limón es un cítrico con muchas propiedades benéficas para la salud, sus componentes son un gran aliado para la salud del organismo y también para la belleza. Teniendo conocimiento de los compuestos y beneficios que tiene el limón para aliviar, tratar y mejorar la salud, podemos utilizar el aceite esencial de limón para diferentes fines  saludables.

El aceite esencial de limón tiene propiedades de uso interno que funcionan como Bactericida, antiséptico, activador de los glóbulos blancos en la defensa orgánica, antirreumático, antigotoso, antiartritico, calmante, antiácido gástrico, reductor de la hiperviscosidad sanguínea (fluidificante sanguineo), antianemico, estimulante de las secreciones gastrohepaticas y pancreatícas, hemostático, antiveneno, entre otros.

Si tienes limón en casa y tus hijos deben estudiar mucho, sobre todo en época de exámenes, échales un cable con el limón, aprovechando todas sus virtudes y propiedades medicinales.

Limón para la falta de concentración:
Si últimamente no rindes mucho en el trabajo, en tu casa y notáis que vuestros hijos a la hora de estudiar se encuentran espeso y algo desganado, deberéis de recurrir al antiguo  y sano limón.

Y es que el limón, o, más concretamente, su agradable y penetrante olor, ayuda a aumentar la concentración mental. Nuestras abuelas tenían la buena costumbre de colocar un gran frutero con limones en la mesa, además de embellecer la mesa, tenían otras funciones la de servirles a sus nietos a concentrarse en sus estudios.

Si deseas obtener un efecto más intenso, coloca sobre la estufa o el radiador un recipiente con agua donde habrás echado cinco gotas de aceite de limón. En verano, obtendréis el mismo efecto añadiendo quince gotas de este mismo aceite y un litro de agua en un atomizador y pulverizando con ello la habitación.

Como Hacer el Aceite de Limón

Cogemos un limón, lo pelamos y nos quedamos con su piel (parte amarilla), La colocamos en un cazo con agua caliente más o menos durante un minuto, para quitarle el amargor.

Después cogemos aceite de oliva y lo echamos en una bolsa  con auto cierre. Le añadimos la piel del limón y cerramos la bolsa. A continuación la bolsa la metemos al baño maría para que se infusiones durante 3 horas, una vez pasada las 3 horas previstas. La dejamos de reposar hasta el día siguiente.

Add a Comment